Publicado: 17 de Diciembre de 2018

El OZONO es un potente oxidante del que dispone la naturaleza. Siendo además un potente destructor de gérmenes, bacterias y hongos con mayor rapidez que otros químicos, además reconocido y recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Su presencia en la atmósfera y su uso controlado son fundamentales para la calidad del Medio Ambiente.

Las propiedades del ozono lo convierten en un agente con una enorme capacidad para la eliminación de microbios y microorganismos patógenos como virus, bacterias, esporas y hongos, además de destruir las sustancias de las cuales emanan los malos olores, haciendo de la higiene dentro de 10.01 health coach impecable.

Ventajas del ozono en el tratamiento del agua, para uso en las duchas:

  1. Oxigena, Regenera y Reafirma la Piel.
  2. Actúa como Purificador, Desinfectante, Bactericida y Germicida contra Hongos, Bacterias, Gérmenes y Virus
  3. Elimina los malos Olores
  4. Protege, Hidrata y Repara el Cabello
  5. Posee Propiedades Antivíricas y Fungicidas
  6. Es un Potente Cicatrizante de Llagas, Úlceras y otros tipos de Heridas
  7. Indicado y Recomendado para la Reducción de Celulitis
  8. Favorece el resultado de los Tratamientos de Asma y Alergias